Geen producten (0)
Geen producten (0)
 

Cuando Hitler robó el conejo rosa

€ 12,60 (inclusief btw 9%)
Niet op voorraad
Specificaties
EAN code 978950464374
Netto gewicht 200,00 g
Bruto gewicht 200,00 g
Afmetingen (l,b,h) 13,50 x 0 x 20 cm
Auteur Judith Kerr
Pagina\\\'s 236
Omschrijving

La llegada de Hitler al poder va a cambiar radicalmente la vida de Anna y su familia. En su huida del horror nazi, deberán abandonar su país y dejar atrás muchas cosas queridas, como su conejo de peluche. Con él también se quedará su infancia.

Se trata de novela juvenil de Judith Kerr, publicada por primera vez en 1971. Ideada como una trilogía denominada Out of the Hitler Time, la novela es la primera parte de la serie. En cierto modo, la obra es de carácter autobiográfico, pues está basada sobre los primeros años de vida de la autora. Judith Kerr, que dedicó este libro a sus padres, representa la infancia perdida de unos niños en una época terrible, el nazismo. 

Los protagonistas, Max y Anna, son dos niños alemanes que viven en Berlín con sus padres durante el acceso de Adolf Hitler al poder. Desde un principio sabemos que son judíos, pues su padre les ha explicado recientemente que proceden del pueblo hebreo. Tienen 9 y 12 años, respectivamente, y su familia vive en una gran casa de Berlín, donde también viven Bertha, empleada de la familia, y Heimpi, ama de llaves y gobernanta, cuyo verdadero nombre es Heimpel, y cuyo cometido no es otro que cuidar de Anna y Max. Los niños tienen varios amigos. La mejor amiga de Anna se llama Elsbeth; el mejor amigo de Max es Gunther. El padre de los dos niños es un famoso escritor alemán que saca adelante a la familia con sus artículos en la prensa y sus libros. La madre pasa las jornadas tocando el piano y los niños asisten a los mejores colegios berlineses.

La historia comienza en febrero de 1933. Hay carteles electorales por las calles con motivo de las anunciadas elecciones generales en Alemania. Anna y Elsbeth vuelven del colegio y la niña observa numerosos carteles en los que aparece el rostro de Hitler. De regreso a casa, Anna ve a Max y Gunther jugar en el jardín a la guerra contra los nazis y estos le cuentan la lucha que se produjo aquella mañana en el colegio entre los chicos nazis y los llamados socis. El padre de Anna, obligado a permanecer en casa por la gripe, recibe la llamada de una admiradora que le avisa de que si ganan las elecciones los nacionalsocialistas, estos tienen la intención de retirar los pasaportes a los judíos. El padre comprende pronto que ha de abandonar el país. Así, una noche, el padre de Anna y Max organizan su partida y salen para Praga. En los días siguientes la madre de Anna les recomienda a ella y a su hermano no decir nada a nadie de la salida del padre, y organiza el viaje de los tres, que se encontrarán con el padre no en Praga, sino en Suiza. Durante las semanas que faltan para su salida, los chicos y la mamá, con la ayuda de Heimpi, preparan las cosas para llevar. Anna, al hacer su equipaje se encuentra con un dilema: llevarse consigo su viejo peluche, su querido conejo rosa, o llevarse el nuevo peluche que había recibido por Navidad. A solo un par de días de las elecciones Anna, Max y la mamá cogen el tren para Zúrich. Anna piensa que esta huida es un viaje de placer, no comprende la gravedad de la situación. Al mismo tiempo es feliz, porque va a descubrir cosas nuevas.